Cimentaciones profundas

El rubro de la construcción es uno de los más importantes para el PIB nacional y desempeña, por lo tanto, un rol trascendente en la economía de todos los ciudadanos. Gracias a los proyectos de ingeniería, muchos emprendedores y empresarios pueden ver materializados sus giros de negocio y, en general, disfrutamos de una alta calidad de vida. Es por ello por lo que en Grupo FAC somos una empresa líder en el mercado, especializada en responder a las necesidades de nuestros clientes a través de una amplia gama de maquinaria de alta calidad para cimentaciones profundas y otros trabajos de perforación o excavación.

Todos los expertos en construcción, desde el ingeniero a cargo del proyecto y el arquitecto que ha diseñado la obra, hasta el contratista y los albañiles, saben que la resistencia de una edificación y su capacidad para mantenerse incólume, pese al paso del tiempo, reside en sus cimientos. El propósito principal de la fundación consiste en sostener la totalidad de la estructura, mantenerla en posición vertical y hacerla fuerte aún ante variables como los temblores, por ejemplo. Por el contrario, un cimiento mal construido puede ser muy peligroso tanto para los ocupantes, como para los inversionistas. Y con los edificios de gran altura, que casi tocan el cielo y se han convertido en una constante arquitectónica, resulta muy importante construir unas bases sólidas, que no cedan ante nada.

La característica básica de los cimientos, es decir, su finalidad más resaltante radica en el hecho de soportar la carga de toda la estructura. Otro rol esencial es tolerar las fuerzas de la naturaleza, impidiendo que se originen pérdidas económicas o en vidas humanas, ya que los cimientos bien construidos mantienen a los ocupantes del complejo seguros en situaciones de calamidad, no solo en caso de terremotos, sino también frente a inundaciones, vientos fuertes, entre otros. Además, las bases de una estructura deben levantarse de tal modo que impidan que la humedad presente en el suelo se filtre y debilite al resto del edificio, mediante una corrosión progresiva de los materiales empleados.

¿Qué son las cimentaciones profundas?

Las cimentaciones profundas son un recurso de la construcción que se emplea en los casos en los que los estratos del suelo ubicados inmediatamente debajo de la superficie o de la estructura no pueden soportar el peso de un asentamiento o no brindan la seguridad adecuada contra esfuerzos cortantes. Al aplicar este tipo de cimentación, se parte de la idea de que siempre hay que procurar que se cumplan los coeficientes de seguridad, por lo que, en las obras de ingeniería civil en las que se hallen frente a un terreno de poca capacidad portante o con un elevado índice de deformabilidad en las capas superficiales, es necesario recurrir a este tipo de cimentación, capaz de transmitir las cargas a mayor profundidad.

¿Por qué son importantes?

Con las transformaciones que experimenta el sector de la construcción, cada vez es más común ver que las obras ameritan cimentaciones profundas tanto para apoyar como trasladar las cargas a nivel del suelo, ya sea porque los estratos no son aptos, como hemos mencionado en párrafos anteriores, o debido al hecho de que las normas antisísmicas así lo exigen. De forma que una cimentación profunda es una estructura en la que el diámetro es menor respecto a la altura, cumpliendo con ello la función de trasladar las cargas de la edificación a profundidades comprendidas entre los 4 y 40 metros, siendo los más comunes los pilotes y las pilas, puesto que permiten trasladar la carga al subsuelo por capacidad de punta y fricción, con un comportamiento estructural similar a una columna.

Tipos de cimentaciones profundas

Pilotes.

La cimentación por pilotes consiste en miembros relativamente largos y delgados que son construidos a través de la conducción de unidades preformadas hasta el nivel deseado o usando la conducción de tubos hasta llegar a la profundidad requerida. Lo que se hace es rellenar los tubos con hormigón antes o durante el proceso de retirada, así como mediante la perforación de pozos no revestidos que luego se rellenan. En cuanto a los distintos tipos de pilotes que hay, se clasifican con base en numerosos criterios, como la forma de ejecución, el tamaño (tomando como referencia su diámetro), la forma del pilote (cilíndricos hormigonados in situ, de diseño prismático o anulares), el material y la forma de transmisión de las cargas que le llegan de la estructura, si el terreno es portante o no.

Zapatas profundas.

Otro tipo de cimentaciones profundas son las zapatas, que pueden ser aisladas o continuas y se asientan a una profundidad aproximada de 3 m. Cumplen con un propósito similar al de las zapatas superficiales, pero se emplean en los casos en los que hay variaciones estacionales del terreno, cuando se presentan asientos imprevisibles o al momento de construir sobre el agua, debido a la inestabilidad que puede presentar el terreno.

Cimentación de basamento.

Se trata de subestructuras huecas que se emplean con la finalidad de proporcionar espacio de trabajo o almacenamiento debajo del suelo. En general, se rige por criterios funcionales más allá de las consideraciones de método, construyéndose en excavaciones abiertas. En cierto modo, guardan un parecido con la cimentación por Caissons o cajones, que son subestructuras huecas diseñadas para ser construidas cerca de la superficie, pero que más tarde se hunde como una sola unidad hasta llegar al nivel de cimentación requerido.

Grupo FAC, soluciones a su medida

Si están buscando la mejor maquinaria para cimentaciones profundas, en Grupo FAC somos una compañía de amplia experiencia en el sector de la construcción y contamos con toda clase de piloteadoras para diferentes proyectos, tanto para lugares compactos, como para obras a gran escala. Para solicitar más información o pedir una cotización, pueden ponerse en contacto con nosotros a través del chat en línea, llenando el formulario de contacto, llamando al teléfono (81) 8486 1870 o al correo contacto@grupofac.com. Estamos ubicados en carretera Nacional #7821, Int. 210, Col. La Estanzuela, 64988, Monterrey, N. L.